miércoles, 1 de mayo de 2013

conversando con el bosque...

Hay momentos en los que te encuentras superada, superada por el trabajo, superada por los amigos, superada por los hijos, superada por las circunstancias, superada por los trabajos pendientes....notas como te falta el aire, cada movimiento que haces parece que se haga a cámara lenta, y por más que intentas centrarte, respirar hondo y focalizar, te sigues encontrando superada.
 
 
Es entonces cuando quiero correr y marchar a conversar con el bosque....gritarle al viento y que el viento me conteste, a sentirme pequeñita ante tanta grandeza, perderme......
 
 
 
Me apoyo en un inmenso tronco, y observo cómo entra el sol entre las hojas, el susurro  de las ramas, escuchas el ruido del bosque, no pasa el tiempo, el reloj está quieto  y durante un tiempo no piensas en nada ni en nadie, te olvidas de todo....
 
 
Respiras hondo, notas como el aroma a verde, a frescor, a rocío recién caído entra hasta dentro de tus pulmones y te purifica por dentro.
 
 

Cuando ya he cogido aire me pongo a andar sobre las hojas caídas, sorteando ramas y raíces, doy vueltas y vueltas entre los árboles, miro al cielo azul y sigo respirando...

 
Noto como poco a poco esta superación inicial se ha hecho pequeña, las preocupaciones no son tantas, has hecho un planing sobre cómo organizar los trabajos pendientes, saber qué palabras decir a tus hijos para levantarles una sonrisa,....
 
 
Ahora corro, pero corro con energía, llena de aire puro, llena de emociones, ya no soy pequeñita ni pequeñaja, me siento bien...
 
He conversado con el bosque...
 





 

2 comentarios:

  1. No te rindas. Tienes un familia estupenda, amigos que seguro están a tu lado, un proyecto de colores que te da muchas alegrías y te reconforta. ¡¡Coge aire pero para continuar adelante!!

    ResponderEliminar
  2. No te rindas!!!!!!!!! Respira hondo y a seguir para delante.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...