martes, 3 de junio de 2014

corazones, corazones y más corazones...

Una forma de preparar los detalles es incluyéndolos en las mesa del almuerzo o comida. Una manera de vestir y decorar la mesa y después cada comensal se lleve su recuerdo. 


Un centro original y diferente. 

Arantxa tiene dos niños y es una enamorada de los corazones, no podían faltar en una celebración tan especial como la comunión de Pablo. 


Tonos suaves, delicados, a gusto de todos. Cada uno que elija el que más le guste o que vaya más con su personalidad...

Cada vez que voy haciendo más y más corazones, le voy cogiendo el gusto a este trabajo. Además el resultado es resultón y agradecido...


Pero en esta ceremonia no se pueden quedar los más peques, los protagonistas, sin sus detalles. Una hermosa caja de chuches repleta de todo lo que a ellos más les gustan. Los peta zetas seguro que son  todo un éxito...jijiji


Seguimos con más comuniones, más estilos, más detalles y más mesas de chuches...la próxima entrada una mesa en rojo de la que no quedó ni una palomita...

4 comentarios:

  1. Preciosos los corazones como detalles para comunión!!! Me encantan!!! Y los niños con su cajita de chuches, seguro que quedaron encantados.
    Buena semana
    Besitos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Que cosa más mona!!! Quedan preciosos en cualquier parte, un detallazo!!
    Un besote guapa

    ResponderEliminar
  3. Que detalles más bonitos!!!! Me encantan los corazones y como lucen en la mesa .. son encantadores!!!
    ... Besos, Paki :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...